miércoles, septiembre 13, 2006

Pongo a su disposición articulo sobre Familia y Reinserción Social, la importancia que tiene éste grupo en el logro efectivo de un cambio en el sujeto.



La Familia durante mucho tiempo ha sido objeto de estudio dentro de las distintas ramas de las Ciencias Sociales, se le han atribuido características, funciones, roles, tipos, y un sin fin de definiciones para poder comprender las relaciones que se dan entorno al grupo familiar, y cómo éste se ha entendido a lo largo del tiempo. Cabe destacar dentro de ello, la importancia que la Familia tiene en los procesos de socialización por medio de la entrega de valores y conductas.

Algunos autores han llegado a señalar que un niño es lo que la familia le ha entregado, ya que es parte sustancial en su desarrollo. Además la importancia que tiene mantener una relación entre los integrantes basada en la buena comunicación, cariño y afecto, ya que en los momentos de mayor crisis es siempre la familia el pilar fundamental de apoyo , o por otro lado en reiteradas ocasiones de conflictos uno de sus integrantes desea hacer lo que sea por salvar a su familia, cómo comúnmente se dice; “ yo haría lo que fuera por mis hijos”, “esto lo hago por mi familia”, “ si tengo que hacerlo por ellos, tendré que cambiar”. Miles son las frases que regularmente todos los sujetos mencionan dando a conocer lo importancia que la familia tiene dentro de sus vidas.

La institución familiar en la actualidad da a conocer la pluralidad de la sociedad, existen diversos tipos de familias, que responden a cómo se ha conformado; “la unión legal; unión consensual o de hecho; la familia nuclear y la familia ampliada; la familia reconstituida a partir de una nueva unión; la mujer o el hombre solos cabeza de familia; la familiarización de los amigos; diversos grupos de crianza”[1]. Independiente del tipo de Familia es importante mencionar que las relaciones que se dan son de amor fraterno y solidaridad, es un lugar de refugio. Es por esto último que la intención de los Padres de Familia de mantenerla siempre unida, en lo posible estableciendo una identidad familiar que permita la existencia de un nosotros, de un nosotros cohesionado.

Pero no siempre es posible mantener a la familia unida, son miles los casos, que por diversas razones, han llevado a que ésta se separe y una no menor es cuando uno de sus integrantes comete algún delito y debe ingresar al sistema de privación de libertad, más conocido como cárceles. Lo que puede tener más de una consecuencia, por lo general siempre negativas, una de ellas es que el privado de libertad comienza a vivir un proceso de gran magnitud, por el cual debe ingresar a nuevo subsistema de la sociedad, en donde “debe aprender un conjunto de valores, reglas, normas de convivencia y hasta un nuevo leguaje” [2], lo que comúnmente se le llama la cultura carcelaria. Además podríamos agregar que las cárceles son “un lugar de residencia y trabajo, donde un gran número de individuos en igual situación, aislados de la sociedad por un periodo apreciable de tiempo, comparten en su encierro una rutina diaria, administrada formalmente”[3]

De lo anterior nacen varias preguntas; ¿Cuál debe ser el rol de la familia del interno durante el cumplimiento de su pena? ¿Gendarmería debe disponer de programas que incluyan a las familias, para que el tiempo que el privado de libertad éste sin ella, pueda sobrellevar su angustia de mejor manera? o ¿Incluyendo a las familias durante el proceso de reclusión podríamos asegurar mayores niveles de reinserción social de los internos?

Son miles las preguntas las cuales para responderlas nos llevaría a analizar varios aspectos, algunos propios de la familia y otros relacionados al manejo de Gendarmería, algo que podría ser sumamente complejo por lo que nos abocaremos solamente conocer ¿cuál es la importancia que tiene la presencia activa de las familias en el proceso, que ha definido Gendarmería como, de readaptación y reinserción social?

Primero, es pertinente precisar que la privación de libertad implica la pérdida del derecho a desplazamiento, y en ningún caso se pierden los derechos fundamentales de las personas, por lo que es menester aclarar que la familia es “sujeto de derecho”[4] derecho de toda persona a constituir familia, todo hombre y toda mujer tienen derecho a fundar una familia como elemento natural de la sociedad, a recibir protección para ella y mantenerla dignamente. Lo que permitiría decir que nadie puede quitarle a una persona el derecho de mantener su vínculo familiar, incluso a aquel que esta cumpliendo una condena privativa de libertad.

Segundo, Gendarmería en su misión contempla además de atender, vigilar y asistir a los reclusos, contribuir a la reinserción social de los mismos. Proceso que parte una vez que el interno ya ha cumplido, por lo menos, la mitad de la pena promoviendo programas en diversas áreas; laboral, educacional, deportivo, culturales y recreativas, pero también plantea programas para el trabajo con la familia de los reclusos. Ya que considera que es necesario reestablecer los lazos socio-afectivos y entregar un apoyo psico- social por medio del cual éste pueda compensar parte de lo que le ha quitado la privación de libertad, porque la “reclusión significa el enfrentamiento de una serie de procesos de desestabilización, a raíz de una cambio situacional, y de readaptación a las condiciones de vida”[5] desde el momento que el sujeto ingresa al sistema penitenciario hasta el momento de egresar y recuperar la libertad.

Tercero, la familia dentro del proceso de reclusión debe adaptarse a la ausencia de uno de sus miembros lo que conlleva a una reorganización a nivel interno y a nivel de sociedad, esto implica un gran esfuerzo por mantener la identidad familiar, el apego entre los miembros, la capacidad de apoyar al familiar que esta cumpliendo condena y una lucha por la exclusión social, debido a las consecuencias económicas y psico-sociales. Además de lo anterior, la familia tiene la difícil misión de ser el sostenedor afectivo del interno debido a que la vida en la cárcel le ofrece “una rutina homogénea, con una particular arquitectura, una institución cerrada que disciplina tu diario vivir”[6].

Para complementar lo anterior podemos decir que Gendarmería dentro de sus programas de atención social para los internos, incluye uno para la integración familiar “que tiene como objetivo lograr un mejoramiento del sistema familiar del recluso próximo a obtener beneficios de salida al medio libre a fin de contribuir a una adecuada reinserción social”[7] y también un programa que lleva por nombre “Conozca a su hijo”, que se inserta en los programas de apoyo psico-social, busca establecer lazos de unión y relación entre Padre-Madre y sus Hijos, donde por medio de jornadas de trabajo conjunto se busca el conocimiento y acercamiento real, además de posibilitar la participación en los procesos de formación del niño y de apoyo escolar. Con estos programas las familias pueden ser parte del proceso que vive el interno, lo que involucra una carga emocional sumamente fuerte, tanto para la pareja como para los hijos, por lo mismo el apoyo psico-social se entrega a nivel familiar, y no exclusivo del interno.

Si bien todo lo mencionado nos ha llevado a comprender la importancia real que tiene la familia para el trabajo de preparación del egreso, todavía no podemos responder sobre su importancia en los procesos de readaptación y reinserción social, y vale decir que el trabajo con las familias no es el único nivel para lograr dichos procesos, ya que esto implica aspectos como la valorización del trabajo y la nivelación escolar, las cuales serán las grandes herramientas para poder comenzar a vivir nuevamente en el medio libre, sin embargo, debemos contrarrestar que la familia en éste mismo proceso sí juega un rol importantísimo porque será ella quien deberá, una vez que el interno cumpla su condena, acompañarlo para no reincidir debido a las frustraciones que pueda vivir a consecuencia de una estigma social, “ el interno al abandonar la cárcel sale con muchas experiencias antagónicas a las del medio libre, que guardan relación con las desarrolladas por la llamada contracultura de la cárcel, que hacen que el preso aprenda nuevos y más hábitos delictuales, antisociales y negativos, los que una vez libres generen desequilibrios conductuales”[8]. Lo que estaría permitiendo ir consolidando el proceso de readaptación y reinserción social, en paralelo a la demás áreas.

También datos presentados por la Corporación de Rehabilitación Social (CORESOL)[9] afirman que el trabajo con las familias aporta de sobre manera a que los internos participen en sus capacitaciones laborales y nivelen sus estudios, lo que ha tenido consecuencia en la disminución de las tasas de reincidencia. Esta institución ha trabajo el reencuentro familiar en pos de mejorar la comunicación entre los miembros del grupo familiar, y así poder conversar temas que los unan y fortalezcan el dialogo familiar.

Manuel Valdés, Presidente de CORESOL, plantea que según su experiencia los internos quieren y pueden aprender, pero necesitan las condiciones adecuadas para lograr objetivos tan altos como la reinserción, por lo que debemos aprovechar el estimulo social y familiar que incentiva al interno a querer cambiar su condición actual.

En consecuencia podemos decir que en la familia del recluso recae el rol fundamental del proceso de reinserción y de descontaminación del mismo en el momento que egresa del sistema penitenciario. Y es así como las mismas familias, siendo participes de la intervención, “consideran fundamental contar con el seguimiento en el apoyo de integración familiar y por sobre todo fortalecer la consolidación de valores que muchas veces son rotos por el encierro de algún miembro de la familia, siendo muchas veces el jefe de hogar”[10]

Para concluir podemos decir que la participación activa de las familias de los reclusos durante el tiempo que éstos cumplan condena, por medio de las visitas, jornadas de trabajo, acompañamiento, restablecimientos de los lazos socio-afectivos, entre otras metodologías, permitirán que desempeñe de mejor forma ciertas competencias sociales y capacitación laboral que faciliten su inserción social y eviten futuras reincidencia. Por que si bien los procesos de reinserción y de readaptación, como tales, comienzan una vez que la pena esta cumplida todo éste trabajo previo al egreso del recluso permitirá que un futuro, no muy lejano, éste pueda desenvolverse de las formas esperadas.






Estudiante Universidad Alberto Hurtado




[1] Eroles, Carlos. Familia y Trabajo Social. Editorial Espacios. Argentina. Pág. 93
[2] Méndez, Juan Tito. Efectos de la Reclusión sobre el sujeto y su familia. Revista Chilena de Ciencia Penitenciaria y Derecho Penal, Nº 21. Gendarmería de Chile, Marzo 1996.
[3] Goffman, Irving. Internados: Ensayo sobre situación social de los enfermos mentales. Editorial Amorrortu, Buenos Aires.1973, citado en Yañez, Alejandra. Estudio comparativo de los sistemas de intervención relativo a internos y familias desde el Trabajo Social. Tesis para optar al titulo de Asistente Social, Universidad Arcis. 2005.
[4] Eroles, Carlos. Familia y Trabajo Social. Editorial Espacios. Argentina. Pág. 93
[5] Yañez, Alejandra. Estudio comparativo de los sistemas de intervención relativo a internos y familias desde el Trabajo Social. Tesis para optar al titulo de Asistente Social, Universidad Arcis. 2005. Pág., 22.
[6] Díaz, Pedro. La extinción socio-jurídico de la pena: una tarea del post-penitenciarismo. División de Defensa Social, Ministerio de Justicia, Chile. 2005.
[7] Yañez, Alejandra. Estudio comparativo de los sistemas de intervención relativo a internos y familias desde el Trabajo Social. Tesis para optar al titulo de Asistente Social, Universidad Arcis. 2005. Pág., 59.
[8] Ibíd., Pág. 32.
[9] Presentación realizada el pasado Jueves 25 de Mayo en las Jornadas de formación y debate sobre política penitenciaria y reinserción social, organizadas por el Centro de Estudios en Seguridad Cuidada, de la División de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.
[10] Yañez, Alejandra. Estudio comparativo de los sistemas de intervención relativo a internos y familias desde el Trabajo Social. Tesis para optar al titulo de Asistente Social, Universidad Arcis. 2005. Pág., 100.

miércoles, septiembre 06, 2006

"ANÁLISIS DE LA EXPERIENCIA DE APLICACIÓN DE PENAS ALTERNATIVAS"

Pongo a disposición de nuestra comunidad la ponencia presentada por la Sra. Rosa Soto G., abogado de la División de Defensa Social del MINJU, -de quien no tengo que dar más referencias, pues el testimonio de su compromiso con el sistema postpenitenciario es por todos ustedes conocido-, en las "jornadas sobre formación y debate sobre política penitenciaria y reinserción social", el día 27 de julio del presente año, en la sexta jornada.

Para los compañeros de regiones que no pudieron asistir y para los de la región metropolitana, que quedamos con la ponencia inconclusa, publico en nuestro sitio esta colaboración de la Sra. Rosa Soto G.

JUP




1.-LA PENA Y SUS CONDICIONES DE APLICACIÓN

Partiremos señalando que al analizar el concepto de PENA, en relación con las diversas doctrinas que explican su finalidad y determinan sus exigencias, se puede concluir que en nuestro sistema jurídico, la Pena es una pérdida o disminución de derechos personales que se impone al responsable de un delito.

La imposición de una Pena es lo que constituye una condena, y ésta en un Estado Democrático de Derecho debe cumplir algunas condiciones para su aplicación. Así, no obstante que nuestra Carta Fundamental no la define, la normativa de rango constitucional consagra una serie de principios rectores conforme a los cuales a ninguna persona puede imponérsele una pena sino, 1) en virtud de una ley anterior a la perpetración del delito, salvo que la nueva ley sea más favorable al reo, - principio pro reo-; 2) Debe ser consecuencia de la perpetración de un delito; 3) Debe aplicarse por un tribunal señalado en la ley y también establecido con anterioridad, y 4) Debe dictarse dentro de un proceso, que reúna las características del Debido Proceso. Es decir, debe tratarse de un proceso que supere un cierto estándar compuesto por múltiples elementos que permitan considerar que la condena es legítima porque es el resultado de un enjuiciamiento que se desarrolló respetando ciertas garantías o derechos consagrados directa y expresamente en la Constitución o en los Tratados internacionales sobre derechos humanos, que establecen los principales valores mínimos que todo procedimiento destinado a aplicar un castigo debe respetar.

2.- LA PENA EN NUESTRO ORDENAMIENTO JURIDICO

Nuestro ordenamiento jurídico presenta un sistema de penas que se caracteriza por el evidente predominio de las penas privativas de libertad o penas de encierro en desmedro de un sistema de cumplimiento de condenas que si bien importe una pérdida o disminución de derechos personales al responsable de un delito, ello no implique necesariamente su encierro material en un recinto en el cual deba vivir sometido a un régimen de reclusión determinado, durante todo el tiempo que dure su condena.

Esta característica de nuestro ordenamiento jurídico no es mas que el reflejo de la evolución que ha experimentado la Pena durante los últimos siglos. En sus comienzos la Pena ejercía funciones completamente distintas a las que cumple en la actualidad. Hasta fines del siglo XVI su función era la de custodiar a los detenidos hasta el momento del juicio. Por lo tanto la privación de libertad no era considerara una pena en cuanto tal, y carecía de la naturaleza punitiva que la caracteriza hoy, presentando un carácter meramente provisional y de tipo procesal.

A partir de la segunda mitad del siglo XVIII la pena deja de ser entendida como un recurso económico que provee mano de obra barata, y comienza a ser vista como pena en si misma, con núcleo y esencia en la privación de libertad.

A partir del siglo XIX se propugna la idea de prevención especial, de corrección del delincuente como fin de la pena. Se abandonan, los fines retributivos para dejar paso a los preventivos. En los siglos XIX y XX la labor predominante es la búsqueda de modelos penitenciarios capaces de satisfacer las metas resocializadoras. Sin embargo, esta idea se ha visto enfrentada rápidamente a diversos cuestionamientos, y las críticas que se formulan en la actualidad apuntan a poner en entredicho la legitimidad del propio objetivo resocializador.

En este contexto surgen preguntas como las siguientes:

-“ Cómo se puede pretender resocializar a un individuo para integrarlo en una sociedad que en sí es criminógena?

-“No sería el primer paso lógico la resocialización de esa sociedad?

-“ Resocializar no es, en cualquier caso, atentar contra la pluralidad y la dignidad humana, valores omnipresentes en nuestro modelo de Estado?

-“Existe el derecho a resocializar?

Pero las críticas más duras se vierten sobre la propia prisión y su intrínseca incapacidad para alcanzar cualquier fin resocializador. La discusión plantea la ironía que supone el pretender educar para la libertad en condiciones de falta de libertad. Y que la cárcel es más que privación de un tiempo abstracto de libertad como todos sabemos.

La cárcel no reúne las condiciones adecuadas que un sujeto necesita para ser tratado con expectativas de éxito.

Como consecuencia de estas críticas surgen nuevas corrientes político-criminales que elevan la voz exigiendo una cada vez mayor limitación de la intervención estatal, sobre todo en lo que a la privación de la libertad individual se refiere.

En esta línea de reflexión surgen las críticas formuladas a las penas privativas de libertad de corta duración y la propuesta de que éstas sean reemplazadas por otras medidas, con el fin de evitar las perniciosas consecuencias de aquéllas y de promover la enmienda del penado. La legislación de los distintos países ha enfrentado esta situación mediante la creación de nuevas instituciones jurídicas, tales como la suspensión o sustitución del efectivo cumplimiento de la Pena, por algunas medidas que se estiman equivalentes o más útiles.

Una de las instituciones más difundidas es la denominada “Condena Condicional”, que consiste en que el condenado a una pena privativa de libertad de corta duración, no la cumple en la forma ordinaria, sino que permanece en libertad y sometido a cierto régimen de vida y vigilancia por un tiempo determinado. Transcurrido dicho lapso, si el penado ha observado buena conducta y ha cumplido con las exigencias legales, se tiene por cumplida su condena.

Algunas legislaciones aplican este sistema antes de la dictación de la sentencia, de manera que ésta no llega a pronunciarse si el beneficiado cumple con las obligaciones que se le han impuesto. En otras como en la nuestra debe pronunciarse la sentencia y únicamente se suspende el cumplimiento de la pena aplicada. En general, se puede señalar que este beneficio se reserva a quienes delinquen por primera vez, y respecto de delitos que no sean de extrema gravedad. Estas medidas se complementan con la asistencia que se proporciona a los beneficiados y la vigilancia que se mantiene sobre ellos.

En nuestro país esta institución se encuentra principalmente reglada en la Ley 18.216, de 1983 sobre medidas Alternativas a las Penas Privativas o Restrictivas de Libertad, bajo la forma de la remisión condicional de la pena y la libertad vigilada.

En la remisión condicional de la pena el elementos central que define su procedencia y que permite concluir que es innecesario un tratamiento o la ejecución efectiva de la pena, es el que contempla el artículo 4 letra c) de la ley 18.216. Es decir se debe analizar “Si los antecedentes personales del reo, su conducta anterior y posterior al hecho punible y la naturaleza, modalidades y móviles determinantes del delito permiten presumir que no volverá a delinquir,…”.

Si el examen de este aspecto hace presumir que el condenado no volverá a delinquir, no se vislumbra razón para exigir el cumplimiento efectivo a la pena, salvo por un criterio puramente expiatorio, lo cual es incompatible con el sentido de esta institución, que se fundamenta en la prevención especial y no en la retribución.

Por su parte la libertad vigilada del adulto presenta requisitos bastante similares a la remisión condicional de la pena, sin embargo se diferencia de esta última en que se admite la posibilidad de que el beneficiado delinca de nuevo, pero se estima que para impedirlo es más eficaz tratarlo en libertad, sometido a vigilancia y obligaciones en cuanto a todo su régimen de vida.

Al igual que en la remisión condicional de la pena la finalidad específica de esta medida alternativa es la prevención especial, la enmienda del penado.

En ambos casos, si transcurre el tiempo de cumplimiento fijado por el tribunal sin que la medida haya sido revocada, la pena privativa o restrictiva de libertad originalmente impuesta se tendrá por cumplida.

Por su parte la reclusión nocturna que es la tercera medida que contempla la Ley 18.216, presenta algunos rasgos que la diferencian de las otras dos medidas, por cuanto no es enteramente alternativa a una pena privativa de libertad, puesto que impone la privación de libertad durante ocho horas de cada veinticuatro, salvo que el tribunal suspenda su cumplimiento por el tiempo que duren lo impedimentos que la ley contempla para su ejecución o decrete alguna medida sustitutiva.

Al respecto, parece importante reflexionar acerca de si esta medida es realmente un beneficio para el condenado cuando la pena que la sentencia ha impuesto es restrictiva (relegación) y no privativa de libertad.

Por último esta medida puede aplicarse aunque no se trate de un primer delito, siempre que la o las condenas anteriores no lo hayan sido, conjuntamente, a un lapso superior a dos años de privación o restricción de libertad, y no se requiere la suposición de que el condenado no volverá a delinquir, ni persigue su reforma, sino que únicamente se estima que la reclusión nocturna tendrá efecto disuasivo respecto de la comisión de nuevos delitos.

3.- NECESIDAD DE RACIONALIZAR EL USO DE LA PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD

Al respecto, haremos una rápida y breve mención de aquellos aspectos que constituyen en nuestro sistema penitenciario las mayores desventajas para el uso de la pena privativa de libertad.

3.1 Hacinamiento carcelario: El hacinamiento carcelario constituye uno de los principales obstáculos para el logro de cualquier fin resocializador.

Según datos obtenidos de algunas investigaciones en esta materia*, hasta la década de los años 90 el promedio de reclusos en Chile fue del orden de 150 por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, estadísticas de Gendarmería de Chile (compendio estadístico 2005) señalan que a fines del año 2005, la población recluida en el sistema cerrado alcanzaba aproximadamente a 35.000 personas, lo cual eleva este coeficiente a 225 internos por cada 100.000 habitantes, y produce alrededor de un 50% de sobrepoblación, frente a recursos humanos y materiales que son insuficientes.
*(El sistema Penitenciario Chileno, Una Aproximación Crítica / Francisco Prado/ Instituto de Asuntos Públicos de la U. de Chile/ Enero 2006)

Si lo anterior se considera en relación a lo expuesto por el Informe de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, del año 2002, que señala que la población penal de los países que están en el grupo de Chile es en promedio de 137 reclusos por cada 100.000 habitantes, resulta fácil advertir que nuestro país presenta una tasa de prisionización bastante elevada, y que la población penal que albergan los recintos penitenciarios, se encuentra muy por encima de capacidad real para entregar la asistencia y tratamientos necesarios con fines de resocialización.

3.2 Dificultades para el desarrollo de planes de reinserción: La situación de elevada sobrepoblación carcelaria y hacinamiento, evidentemente dificulta los fines resocilizadores que hemos mencionado como una de las finalidades concebidas para la pena durante el último siglo. Esto por cuanto dentro de la actividad penitenciaria existen muchos otros factores, como son la seguridad, alimentación, salud, e infraestructura, que por sus repercusiones inmediatas en la actividad penitenciaria, son priorizados frente a la necesidad de iniciar programas de mayor envergadura y desarrollo en miras a la reinserción y preparación para la vida en libertad.

3.3 Contagio criminógeno: Las actuales condiciones de nuestras cárceles que se encuentran sobre pobladas, con insuficientes recursos humanos y materiales para la asistencia de los penados y con serios problemas de infraestructura hacen que la Pena difícilmente pueda aportar beneficios. Y aquí debemos detenernos para hacer presente además las condiciones que son consustanciales al encierro, como es el desarraigo familiar, el sufrimiento físico, sexual y psíquico del penado, todas secuelas que deben ser necesariamente reparadas si se pretende reinsertar socialmente a los condenados.

Es por ello que se debe insistir en que si aceptamos la hipótesis de que los beneficios de la pena privativa de libertad son muy acotados, para que se produzcan los efectos positivos buscados se requiere en primer término que se haga una concienzuda selección de los delitos que serán sancionados con esta pena; segundo es indispensable que esta Pena se cumpla bajo ciertas condiciones o estándares mínimos de dignidad y tercero es necesario que se consideren las acciones que ineludiblemente deberá desplegar el Estado para reparar las secuelas que conlleva.

3.4 Evolución de la población recluida: Por su parte la tasa de crecimiento de la población penal también constituye uno de los factores que contribuyen a las dificultades que enfrenta nuestro sistema penitenciario. A manera de ejemplo, podemos señalar en el año 1995 la población recluida (población que se encuentra bajo cualquier calidad penal al interior de un establecimiento penal del sistema cerrado y semiabierto, aquí no se incluye la reclusión nocturna, y sí se incluyen a los condenados con salida controlada al medio libre, arresto nocturno y condenados en los CET) alcanzaba aproximadamente a 22.000 personas. Diez años después a fines del 2005, debido a que la población no aumenta en proporción similar al crecimiento demográfico del país, sino que es superior, esta población se elevó a 37.000 reclusos.

4.- NECESIDAD DE FORTALECER UN SISTEMA DE MEDIDAS ALTERNATIVAS A LAS PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD:

Los cuestionamientos en relación a la eficacia de la Pena privativa de libertad y las particulares condiciones que enfrenta en nuestro sistema penitenciario, nos llevan a la necesidad de desplegar todos nuestros esfuerzos para fortalecer la aplicación de un sistema de penas que priorice la suspensión o sustitución de su cumplimiento efectivo.


Para estos efectos, es válido tener en consideración los siguientes aspectos:


4.1 Perfeccionar y ampliar el abanico de penas alternativas.
Las razones para postular esta alternativa radican en que las medidas alternativas tienden a evitar la desocialización y los riesgos criminógenos que presentan las penas privativas de libertad.
Las MAR permiten la mantención y mejoramiento de los vínculos societarios, que es uno de los factores de mayor incidencia en el hecho de no volver a delinquir.
El actual sistema de penas tiene muy poca capacidad de discriminar y contar con respuestas adecuadas para cada caso específico.

El sistema alterna entre la privación de libertad y la aplicación de una medida alternativa, elección que, por lo general, depende exclusivamente de requisitos objetivos como la penalidad asignada al delito en cuestión (penalidad inferior a 3 o 5 años) y ausencia de reincidencia, salvo en el caso de la reclusión nocturna.

Esto, no permite que el sistema cuente con verdaderas alternativas de reacción para dar una mejor respuesta a cada caso.

Un sistema penal moderno requiere contar con una respuesta más diversificada frente a delitos y personas muy diversas.
Es preciso, en consecuencia, incorporar al catálogo actual otras medidas alternativas y flexibilizar los requisitos para su otorgamiento.
Es necesario proveer a los jueces de un catálogo más amplio, diversificado y flexible de reacciones penales distintas de la prisión que les permita, de acuerdo con criterios individualizadores, aplicar la que mejor se adecue tanto a la naturaleza y circunstancias del hecho como a las características y necesidades del autor.
Al incorporar un catálogo más amplio de penas alternativas a la reclusión se permite un uso racional de la solución carcelaria, en la medida en que la existencia de un universo menor de presos permitiría un empleo más eficiente de los siempre limitados recursos del sistema penitenciario.

La posibilidad de incorporar otro tipo de medidas que suspendan o bien sustituyan el cumplimiento efectivo de la Pena, permitiría ingresar condenas más elevadas.

Por ejemplo, penas que no excedan de 5 años y 1 día, en cuyo caso debería contemplarse la creación de una nueva medida como por ejemplo la “libertad restringida” que constituyera una medida mixta que se integrara con la libertad vigilada y alguna otra de un catálogo que podría incluir alternativas como el día- multa, el trabajo en beneficio de la comunidad, el arresto de fin de semana, la reclusión nocturna y el arresto domiciliario.

Además debería admitirse la reincidencia respecto de penas anteriores de poca gravedad y establecer un catálogo de delitos que por su elevada penalidad fueran exceptuados de su ingreso al sistema.

4.2 Omisión y Eliminación de Antecedentes Penales.

Un aspecto de considerable importancia para el logro de la Reinserción social, es el que dice relación con la eliminación de las anotaciones prontuariales.

Aquí las MAR presentan considerables ventajas en relación a las restantes penas.

El otorgamiento de estos beneficios permite omitir en los certificados de antecedentes las anotaciones derivadas del auto de procesamiento, en los procesos previos al nuevo sistema procesal penal, y de la condena.

Este beneficio de omisión opera por el sólo hecho de haber sido favorecido en la sentencia con una MAR, sin que sea necesario que la Pena se encuentre cumplida.

Si el período de cumplimiento transcurre satisfactoriamente, la omisión de tales antecedentes se transforma en definitiva. Aunque las anotaciones no se eliminan, sino que sólo se omiten en el certificado correspondiente.

4.3 Percepción ciudadana de las MAR. (Estudio USACH)

En este sentido resulta importante el resultado de un estudio licitado por el Ministerio de Justicia en el año 2003 y realizado en el 2004, por el Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile, sobre la percepción de la ciudadanía sobre las medidas alternativas y la ampliación del actual catálogo.

Dentro de las conclusiones de este estudio se señala que la opinión pública ha sido bombardeada por los medios de comunicación social en el sentido de incrementar la sensación de riesgo por aumento de la criminalidad.

En estas condiciones es de esperar que la gente reaccione acentuando una perspectiva punitiva del delito lo que incrementaría una visión negativa de medidas rehabilitadotas como las MAR y acentuaría una actitud favorable a medidas represivas y duras.

Lo que mostró el estudio es que si bien existe una opinión generalizada acerca del riesgo de la delincuencia – considerado como uno de los problemas principales en la convivencia local y del Gran Santiago, - no existe necesariamente una opinión generalizada que vaya en contra de la aplicación de MAR.

Por el contrario, en la medida en que la población tenga la adecuada información y educación al respecto, ésta está dispuesta a aceptar e incluso a colaborar con la aplicación de MAR.

Uno de los resultados más relevantes de esta encuesta reside en la visión humanizadora que el público ve en estas medidas.

Un 77% de los encuestados estuvo de acuerdo con la afirmación “Las MAR servirían para humanizar más el sistema penal” en Chile.

Para un 88% estas medidas “son penas más humanizadoras” y 12% considera que “son peores que el castigo de la prisión”.

El estudio también arroja luz acerca de la influencia de los MCS en la conformación de la visión acerca de las MAR.
Se concluye que el grado de exposición a los medios audiovisuales y escritos (TV, Cable, Radio, Diarios, Internet) no parece influir mayormente en la conformación de opiniones favorables a estas medidas.

Aquí parece relevante dar a conocer algunos datos del estudio en materia de “Victimización y preocupación por el tema de la Delincuencia”

Se señala que los que han sido víctimas tienden a estar más preocupados “en extremo” (47,67%), sin embargo hay algunas víctimas que no tienen ninguna preocupación (1,08%).

Por su parte los que declaran en mayor proporción que están “bastante” preocupados no han sido víctimas.

Aquí es dónde se aprecia que la imagen de la delincuencia deriva en buena parte de una “percepción de riesgo” y no directamente de la experiencia directa.

Y la “percepción de riesgo” proviene de la sensación de “potencial víctima” por la información que se recibe de los MCS que sobredimensionan esta probabilidad.

Por el contrario un factor que parece mucho más relevante en la estructuración de las representaciones sociales sobre las MAR es la educación y las actitudes de fondo que la gente tiene hacia la delincuencia y su rehabilitación.

Personas mejor formadas: es decir que tienen mejores niveles de escolaridad, tendrán mejor visión de las MAR y las apoyarán en forma consistente.

El estudio reveló que personas con mayor educación sostienen una posición de mayor aceptación, conciliadora y comprensiva frente al tipo de delito que puede ser beneficiado por penas alternativas.

Se concluye que además de una “campaña” de difusión es necesario darse cuenta que las MAR y su éxito involucran un verdadero cambio cultural en la población: cambio que sólo puede provenir de la formación en la escuela, en el marco de la Reforma Educacional y de sus objetivos transversales.

4.4 Por último quiero señalar brevemente algunos datos sobre el costo de las penas en nuestro país. (Estadísticas al 30/6/06)


COSTO DIARIO REOS SISTEMA INTRAMUROS

Presupuesto vigente al 30/06/2006 de Gendarmería de Chile
124.460.536.126

Porcentaje Asignación del Presupuesto al Sistema intramuros
97,0817 %
Presupuesto Estimado asignado al Sistema Intramuros
120.828.404.300

Presupuesto diario para el Sistema Intramuros
331.036.724

Costo Diario por interno en el Sistema Intramuros
8.669

Estadística penal al 30/06/06

Sistema Cerrado
37.756

Sistema Semi-abierto
430
Total
38.186

Presupuesto Asignado al Sistema Abierto
3.632.131.826 = 3%
Presupuesto diario para el Sistema Abierto
9.951.046

Costo Diario por interno en el Sistema Abierto
295

Estadística penal al 30/06/06

Sistema Abierto
33.772


Fuente de Información
Presupuesto SIFGE
Estadística elaborada por Control Penitenciario


Esta situación reviste particular relevancia por los efectos positivos que tendría una modificación al sistema de las medidas alternativas en relación a los costos que para el Estado chileno significa el sistema carcelario.

El fortalecimiento del sistema de las penas alternativas sin lugar a dudas reduciría ostensiblemente la inversión que en la actualidad el Estado destina al sistema tradicional de cumplimiento de penas.

Por lo tanto la mayor utilización de un sistema alternativo de cumplimiento de sanciones penales se traduciría en un beneficio que permitiría focalizar los recursos que se liberarían por este concepto en la ejecución de otras políticas sociales más apremiantes.

Y por último, creo que se debe tener presente que una buena política social, es siempre la mejor política –criminal.
































lunes, agosto 28, 2006

INVITACIÓN



Estimados colegas, comparto con Uds. los antecedentes de algunos cursos gratuitos, y acreditables, que resultan de alta pertinencia con los desafíos de transformación que como sistema postpenitenciario estamos experimentando.
Por favor, insten a sus equipos a capacitarse. Cualquier duda me consultan, pues, yo ya hice uno de ellos junto a un grupo de la dirección nacional.

Saludos fraternos
JUP

E-CURSOS

El BID ofrece cursos electrónicos gratuitos
El BID está explorando y aplicando nuevas tecnologías de educación a distancia para poder facilitar cada una de las fases del ciclo de proyectos (desde la identificación y preparación hasta la gestión, ejecución y evaluación de proyectos).

Haciendo un especial esfuerzo para capacitar a una masa crítica de personas en Latino América y el Caribe, el BID está desarrollando una serie de cursos electrónicos que serán accesibles desde la página de Internet del BID, de forma gratuita. Actualmente, los cursos disponibles son:

"Marco Lógico para el Diseño de Proyectos"
"Monitoreo y Evaluación de Proyectos"
"Evaluación de impacto ambiental"
"Análisis Institucionall"

Si tiene alguna pregunta, visite nuestra página de consultas.

viernes, agosto 25, 2006

CVBNGH

DFGHHFT

PREPARÁNDONOS PARA EL ENCUENTRO NACIONAL DE JEFES DE PATRONATOS LOCALES

Estimados colegas, a continuación difundo una información de vital importancia para avanzar en las transformaciones que hemos comprometido como sistema postpenitenciario con la Dirección de Presupuesto.

JUP

Santiago, 25 de Agosto de 2006



Estimados colegas:

Junto con saludarles, quisiera informarles y solicitarles algunas cosas.

Como algunos de Uds. ya lo han constatado, he iniciado un programa de visitas a los Patronatos Locales, orientadas a: conocer a los equipos de trabajo, entregar alguna información y encargar algunos trabajos orientados al cumplimiento de compromisos con DIPRES, además de realizar un levantamiento de información, que aporte insumos para establecer orientaciones de política que tengan vigencia a nivel nacional.

Por razones de buen servicio, he debido suspender las visitas, de modo que informaré oportunamente cuando continúe con ese trabajo.

Para el logro de los compromisos con DIPRES comprometidos para fin de este año, el desafío de este Patronato Nacional consiste en desarrollar un trabajo sistemático durante el semestre que incorpore en el desarrollo de estas transformaciones (compromisos) a los operadores del sistema, sus perspectivas, necesidades y propuestas.

Con este marco, transmito a Uds. algunas informaciones y encargo algunos trabajos concretos orientados en esa dirección:

1.- La fecha del encuentro nacional de Patronatos Locales está por confirmar.
2.- Desde ya, como preparación para ese evento, deben comenzar a trabajar con sus equipos de trabajos los siguientes temas:

· Análisis y discusión en torno al DL 409, orientado a generar los insumos para el cumplimiento del compromiso: “Presentar una propuesta de “Reformulación del D.L. 409” en conjunto con la Comisión de Eliminación de Antecedentes del MINJUS, incorporando al menos los 2 temas que forman parte de la recomendación: derecho automático a la tramitación del beneficio y difusión del beneficio”.

· Análisis y discusión en torno al DL 542 orientado a generar insumos para el cumplimiento de compromiso: “Presentar propuesta de modificación del D.L. 542 validada por Gendarmería, que incluya la reestructuración organizacional de PANAR. Este rediseño debe contemplar al menos: Una nueva figura legal.; Definición de PANAR como organismo Público o Privado. ; Posible cambio de nombre de la Entidad.; Reestructuración de los componentes del Consejo de PANAR.; Formalización, a través de documentos escritos, del funcionamiento, estructura; reglamento, etc., de PANAR y de los Patronatos Locales”.

· Análisis, y propuestas en torno a: “Implementar en forma gradual instrumentos utilizados en el componente Hoy es mi Tiempo en Patronatos Locales en el Componente Atención psicosocial, capacitación y colocación laboral a personas vulnerables, de Libertad Condicional y D.L.409. Específicamente el instrumento que será aplicado es la Ficha 0 que corresponde a un Instrumento de Identificación y diagnóstico”.


· Diagnóstico de situación de ODP: Análisis de logros, dificultades, proyecciones y propuestas.

· Diagnóstico de situación de componente N°1: Análisis de logros, dificultades, proyecciones y propuestas.

· Diagnóstico de situación de componente N°2: Análisis de logros, dificultades, proyecciones y propuestas.

· Diagnóstico de situación de componente N°3: Análisis de logros, dificultades, proyecciones y propuestas.

3.- Como medio de comunicación para avanzar en la instalación de las transformaciones derivadas de los compromisos con DIPRES, he diseñado un sitio en la red, en formato blog, al cual les invito a visitar, familiarizarse con él y a publicar. Actualmente se encuentra en fase de marcha blanca, por lo que no hay muchos contenidos relevantes, sin embargo, en la medida que completemos nuestra alfabetización digital, deberíamos estar en condiciones de desarrollar nuestras discusiones técnicas, intercambio de opiniones, de información y actualización por ese medio.

Como iniciativa se inscribe en una red más amplia, llamada Laboratorios de Inteligencia Colectiva, que persigue los siguientes objetivos:1. Iniciar la instalación de un sistema de media comunicacional rápido, accesible y abierto, adecuado a las exigencias de observación de los fenómenos emergentes.
2. Servir de archivo-activo del trabajo colectivo. 3. Ser el germen operativo de los cambios necesarios. Asimismo, tiene la propiedad innovadora de incorporar el sistema Blog para la Administración Pública en Chile.

Los insto a visitar el sitio, a informarse a través de él y a publicar (a los patronatos que ya he visitado, les he enseñado como y les he compartido las claves), lo que tengan las claves aún, pueden como cualquiera que ingrese al sitio, expresar sus comentarios respecto de los artículos publicados.

La dirección es
www.postpenitenciario.blogspot.com



Sin otro particular, y esperando su visita a
www.postpenitenciario.blogspot.com , le saluda fraternalmente,
,


Jacinto Usón Parra
Jefe Técnico
PANAR

PATRONATO LOCAL DE REOS DE CONCEPCIÓN

ORQUESTA INFANTIL "MOZART"

La Orquesta Infantil "Mozart" del Patronato Local de Reos de Concepción fue creada con el el propósito de fortalecer la reinserción social de usuarios de diversos subsistemas de Gendarmería. Con este fin, se creó una Orquesta, compuesta por hijos y familiares de estos Usuarios, quienes tenían un total desconocimiento de la música pero un gran interés por aplicar herramientas distintas de Reinserción Social, optando en su mayoría por el aprendizaje del violín.
Esta Orquesta se crea en Octubre del 2002 con el fin de promover la Reinserción y Rehabilitación Social. Actualmente la Orquesta está conformada por 35 menores entre 6 y 16 años. Los intengrantes han aumentado la variedad de instrumentos sumándose a los violines: los cellos, flauta traversa y contrabajo.
Para participar en la Orquesta los menores deben manisfestar interés, compromiso y presentar un rendimiento escolar adecuado, lo que favorece la motivación de los integrantes para mejorar o mantener su rendimiento académico.
A través de la Orquesta se pretende desarrollar las potencialidades de los niños y sus familias, mediante la socialización de valores y actitudes asociadas al aprendizaje de un instrumento musical como la disciplina, autocontrol, vinculación afectiva y desarrollo motor.
Las presentaciones de la Orquesta se realizan tanto en las diferentes unidades y subsistemas de Gendarmería, como Municipalidades, Instituciones, etc.
NCP/CRG

jueves, agosto 24, 2006

SOMOS PARTE DE LA RED LINC


Estimados colegas, junto con saludarles e instarles a publicar , quisiera compartir con Uds. email recién recibido, que permite comprender la iniciativa mayor de la que formamos parte.
Además publico abstract de ponencia de Rainer Hauser al primer congreso iberoamericano de gobierno electrónico respecto de esta iniciativa.



Estimado Jacinto Usón:
Por medio del presente, tengo el placer y el honor de hacer a Ud. entrega oficial del logo de los Laboratorios de Inteligencia Colectiva (LINC). Siéntase en consecuencia, con todo el derecho de utilizarlo cuando bien le parezca en su red de sitios, a la cual deseamos los mayores éxitos e infinitos desarrollos.
Abrazo fraterno,
Rainer María Hauser Molina.


Abstract de LINC. 1er Congreso Iberoamericano e-gov.
Primer Congreso Iberoamericano de Gobierno Electrónico.
Información generalTítulo: LINC (Laboratorios de Inteligencia Colectiva).Nombre: Rainer María Hauser M.Cargo: Profesional de la Secretaría de Protección Social. Ministerio de Planificación.Afiliación: Unidad SiiS.Dirección: Ahumada 48, 5° piso.Sección o track: Instituciones.e-mail: rhauser@mideplan.clResumen del trabajo.


Tal como lo señala el reciente informe del PNUD sobre Tecnologías de la Información[1], el pleno aprovechamiento de la compleja red de procesos de distinto orden -por cierto económicos y operativos, pero también cognitivos, organizacionales y culturales (en sus alcances más amplios y simbólicos)-, que activa la introducción de las NTIC´s en nuestra sociedad ya global[2], no se resuelve con dotar de acceso a las personas, sino que requiere de políticas específicas que resignifiquen comprensivamente las modificaciones que generan sus impactos. En distintos ámbitos del gobierno, sin embargo se han desarrollado iniciativas innovadoras que pretenden presentar soluciones a este problema de cambio cultural.
La Ley de creación del sistema Chile Solidario, (19.949 de 2004) mandata a Mideplan (Ministerio de Planificación), para dotar al sistema de protección social de una plataforma tecnológica que permitiera la interoperabilidad entre servicios y los intercambios de bases de datos y de información significativa, entre los actores institucionales y las personas que forman parte de la red social. Por su importancia, la plataforma tecnológica del SiiS, es la iniciativa 13 de la Agenda digital del Gobierno. Una tan rápida y profunda generación de interfases, tenía que contar con herramientas de libre acceso, que permitieran el trabajo colectivo y el diálogo temático, para apoyar la generación de redes humanas con soporte tecnológico y dotar al proceso de elementos comprensivos que permitieran su adecuado empoderamiento y así contribuir a cerrar la “brecha digital”. De esta manera, siguiendo a Pierre Lévy, en su noción de “tecnologías inteligentes para el trabajo colectivo” y a Regis Debray en cuanto a que “el laboratorio es el lugar político dónde confluyen la academia y el Estado”, creamos en Mayo del 2005, el Laboratorio de Inteligencia Colectiva (LINC), dónde más allá de las tareas programáticas y usando el medio de trabajo deslocalizado que permitía una red de blogs, fuimos dotando de contenido y significado las tareas que emprendíamos entre los diversos actores de la red social del sistema.
Así hemos generado una red de blogs en la administración publica, para garantizar el ejercicio dialógico y la interoperabilidad comprensiva de los complejos procesos de generación de una plataforma tecnológica adecuada a la gestión y toma de decisiones de la extensa red de actores del sistema de protección social chileno, de acuerdo a las particularidades locales. El proyecto tiene la propiedad de articular tres áreas estratégicas: NTIC´s, protección social y generación de interfases reflexivas y democráticas. Es un sistema abierto y sin costo, que llega tan lejos como personas incorpore, generando una interfase cognitiva entre el estado y las personas, promoviendo la sociedad del conocimiento.
Con LINC, creamos un sistema de transmisión de comunicaciones especializadas de libre acceso, sin costo (otro que la conexión a Internet), que se instala como un derecho ciudadano a la información, generando nuevas e infinitas posibilidades a la democracia y la innovación. Finalmente –en esta era de la imagen y el simulacro-, es destacable señalar que el Logo que representa nuestro Laboratorio de Inteligencia Colectiva (tomado del budismo tibetano, dónde se conoce por “gusano del conocimiento”), representa fielmente el camino de interconexión, interoperabilidad e integralidad de nuestro mandato estratégico y que en este sentido aparece como un complemento perfecto al Logo del gobierno de Chile, formado por una serie de cubos separados, sin aparente conexión entre ellos.
www.siischilesolidario.blogspot.com
Notas.
[1] Informe de Desarrollo Humano PNUD, junio 2006 “Las tecnologías: ¿un salto al futuro?”. para aprovechar todo su potencial se requieren condiciones culturales y políticas que el país aún no ha desarrollado.[2] Los autores anglosajones han acuñado el término “Fitness” (Fluency with Information Technologies), para dar cuenta de esta permanente readecuación al nuevo paradigma.

miércoles, agosto 16, 2006

Patronato Local de Reos de Arica


El patronato local de Arica creado en abril del año 2004 , atiende en la actualidad una poblaciòn de 870 beneficiaruios entre la Libeertad ondicional y la eliminacón de antecedentes (DL Nº409).
Está a cargo de la asistente social sra. Jimena Cárdenas, quien conduce a un grupo de cinco funcionarios, para apoyar la reinserción social de esta población.
Desarrollan sus funciones en un céntrico edificio, que facilita el acceso de los usuarios, pero que no cuenta con dependencias suficientes para desarrollar su quehacer.

JUP

lunes, agosto 14, 2006

visita a Patronato Local Rgua

Son las 11.54, y nos encontramois reunidos con equipo Local